Gnosis Inscríbete en Novedades
Instituto Cultural Quetzalcoatl
Gnosis ICQ en: English | Francais:
 

Capitulo XLIV. La Cuarta Unidad del Razonamiento

Los fanáticos comunistas odian mortalmente todo lo que tenga sabor a divinidad.

Los fanáticos materialistas creen que con su razonamiento tridimensional pueden resolver todos los problemas del cosmos, y lo peor del caso es que ni siquiera se conocen a sí mismos.

El Dios Materia de los señores materialistas no resiste un análisis de fondo.

Hasta ahora los fanáticos de la dialéctica marxista no han podido demostrar realmente la existencia de la materia.

Todo el siglo pasado y parte del siglo veinte ha sido utilizado por los fanáticos materialistas en discutir el ya cansado tema aburridor de materia y energía.

Mucho se ha hablado sobre la fuerza y materia, mas éstas continúan a pesar de todas las especulaciones, siendo realmente la X, Y, desconocidas. ¿Entonces qué?.

Lo chistoso del asunto es que los secuaces reaccionarios del famoso materialismo dialéctico han tratado siempre de definir la una por la otra, resulta ciertamente, espantosamente ridículo definir lo desconocido por lo desconocido.

A los pobres niños secuestrados del Tibet se les enseña en Pekín frases como éstas:

“Materia es aquello en que se lleva a cabo los cambios llamados movimientos. Y movimientos son aquellos cambios que se llevan a cabo en la materia”.

Esta es la identidad de lo desconocido; X=Y, Y=X. Total círculo vicioso, ignorancia, absurdo y con esto quieren taparle el ojo al macho.

¿Quién ha tenido alguna vez en la palma de su mano un pedazo de materia sin forma alguna? ¿Quién ha conocido la materia libre de toda forma? ¿Quién ha conocido alguna vez la energía libre del concepto movimiento? ¿La materia en si misma, la energía en sí misma quien la ha conocido?.

Nadie ha visto la materia, nadie ha visto la energía. El ser humano sólo percibe fenómenos, cosas, formas, imágenes, etc., pero jamás ha visto la sustancia de las cosas.

Los señores materialistas de la URSS ignoran totalmente todo lo que es la sustancia dada y dogmáticamente la llaman materia cuando en realidad sólo han visto madera, cobre, estaño, hierro, piedra, etc., etc., etc.

Realmente la llamada materia es un concepto tan abstracto como la belleza, la bondad, el valor, el trabajo. Ningún fanático de la dialéctica materialista ha visto jamás la sustancia de las cosas en sí misma, tal cual es, “la cosa en sí”. No negamos que utilicen lo que ellos llaman dogmáticamente materia; el burro también utiliza el pasto para su alimento sin conocerlo en sí mismo, y lo que es peor sin interesarle conocerlo; empero, esto no es ciencia, esto no es sabiduría, esto no es nada. ¿Quieren los fanáticos de la dialéctica materialista convertir a todos los seres humanos en borricos? Por lo que estamos viendo así es. ¿Qué mas se puede esperar de aquellos que no quieren conocer las cosas en sí mismas?.

MATERIALISMO HISTÓRICO

Si hay algo en la vida espantosamente ridículo es el tan cacareado materialismo histórico. Nosotros lo hemos estudiado a fondo para reírnos un poco.

La teoría Darvinista basada en que el hombre viene del mono y aquello de la transformación de las especies con el dogma de la evolución, están muy buenos como para un Moliere y sus caricaturas.

No negamos la transformación de las especies, pero es ridículo suponer que esta transformación sea siempre de tipo evolutivo. Rechazamos todo Dogma.

Es chistosísima la forma como abusan los materialistas con la ley de las analogías filosóficas, escogen al azar unos cuantos monos, apelan a las anatomías comparadas y luego exclaman con ese aire de autosuficiencia que los caracteriza: ¡Eureka! El hombre viene del mono.

Desde hace muchos años se viene discutiendo todo lo relativo a los monos.

Un tal Menittket demostró con sus teorías que los monos descienden de gente salvaje.

En la India se le rinde culto a los simios considerándoseles sagrados porque descienden de la tercera raza según el decir de los sabios indios.

Darwin sentó el dogma de que el hombre viene del mono.

Este problema agita permanentemente y con intervalos más o menos largos a los sabios del mundo.

Es mucho lo que se ha discutido sobre el origen del mono y el origen del hombre; unos suponen que el hombre viene del mono y otros creen que el mono desciende del hombre; la realidad es que nadie sabe quién desciende de quien.

Un gran maestro Gnóstico afirma que el secreto lo tienen las mujeres; en apoyo de este maestro viene el gran iluminado Nassr Eddin diciendo solemnemente: «La causa de todo malentendido debe buscarse siempre en la mujer»

El gran maestro Gnóstico a base de muchas investigaciones llegó a la conclusión de que los simios fueron el resultado de la mezcla sexual de mujeres, con ciertas bestias de la naturaleza.

Dice el gran maestro que esto sucedió después del gran cataclismo que acabó con el continente Atlante.

Afirma el maestro que muchos hombres y mujeres quedaron aislados después del sumergimiento de la Atlántida; las mujeres aisladas y sin posibilidad de conseguir marido, (pues perecieron casi todos los habitantes de la Atlántida), se vieron en la necesidad de mezclarse sexualmente con algunos animales de la selva, de esa mezcla descienden los monos.

Otros maestros de la Gnosis afirman que el mono viene de la Lemuria. Dicen estos Maestros que algunos lémures degenerados se mezclaron con ciertas bestias y que de dicha mezcla vienen los monos.

Nosotros decimos que algunas clases de simios vienen de la Atlántida y otros de la Lemuria.

Nosotros afirmamos que si las mujeres fueron las culpables de la existencia de algunas especies de simios, después del sumergimiento de la Atlántida, los hombres lo fueron en la época de la Lemuria.

En conclusión hombres y mujeres son los antecesores de los simios, éstos descienden de la raza humana.

Los Gnósticos tenemos métodos y procedimientos para investigar en el tiempo y saber de verdad quién desciende de quién.

En la naturaleza existe el Akasha. Todos los acontecimientos de la tierra y de sus razas han quedado grabados en el Akasha. Desarrollando el sentido espacial podemos estudiar los registros Akhásicos. Nosotros investigamos los registros Akhásicos.

Antes de terminar este siglo los registros Akhásicos podrán ser televisados, y entonces todo el mundo podrá ver en la pantalla de la realidad viviente de los simios.

Están tan fanatizados los materialistas con Darwin y sus teorías, que ya de verdad quieren mezclar a los monos con el hombre, eso de inseminar mujeres rusas con semen de simios es bestialidad en el sentido más completo de la palabra.

Los primeros ensayos fracasaron con las cien mujeres inseminadas, pero no hay duda de que al fin conseguirán ver el fruto de su bestialidad, el resultado será la aparición de una raza humana degenerada con inteligencia mediocre, propia para trabajos sencillos manuales como dicen los tontos científicos de la Unión Soviética.

Nosotros conocimos el caso de Juan mono. Este caso sucedió en Venezuela. Un simio se robó a una mujer del pueblo y se la llevó para la selva, ahí la fecundó, el hijo de esta bestialidad fue Juan mono, un hombre como el que quiere la Unión Soviética; hombre de inteligencia mediocre; si no fuera por sus peludas piernas, sería imposible saber que su padre fue un Simio.

Realmente el simio viene del hombre y es claro que al mezclarse con raza humana el resultado es hombre degenerado, eso es todo.

Muchas especies son el producto de la evolución y muchas lo son de la Involución.

Actualmente existen muchas especies que descienden del hombre; no solamente los simios descienden del hombre.

El asno desciende del hombre y es seguro que nadie cree esto, empero es cierto y de toda verdad que el asno o borrico desciende del hombre.

En la Lemuria existió una tribu de gigantes degenerados; dicha tribu se mezcló con ciertas bestias, el resultado fue una raza de gigantescas criaturas semejantes al Chimpancé.

Estas criaturas a su vez se siguieron mezclando con distintas bestias y el resultado final: el asno o borrico.

Son muchas las especies que en una u otra forma descienden del hombre.

Eso de la transformación evolutiva de las especies en la forma dogmática de Darwin, es de hecho absurdo; el dogma de la evolución no resiste un análisis de fondo. Existen también transformaciones involutivas

El racionalismo materialista es muy subjetivo, muy embrionario, no sirve.

El Cientifismo de Marx y de Engels no es ni siquiera el resultado de sus propias investigaciones, estos señores tomaron de Feuerbach su médula doctrinaria para subdesarrollarla y convertirla por degeneración en una teoría fantástica, desprovista de los sabios principios que le dio su verdadero autor.

El materialismo histórico es un verdadero hazmerreír; aquello del hueso fósil, revela completa ignorancia de los Materialistas-Marxistas.

Es absurdo suponer que los restos humanos encontrados en las antiguas cavernas de la tierra corresponden a las primeras razas humanas recién desprendidas del mono.

La realidad es que los restos humanos arcaicos encontrados en las cavernas antiguas, corresponden a degenerados sobrevivientes de la sumergida Atlántida; los antepasados de esos hombres de las cavernas no son los simios, sino los muy civilizados y gloriosos Atlantes.

Estos datos los hemos tomado nosotros los Gnósticos, directamente de los registros Akhásicos y muy pronto podrán ser televisados.

DIALÉCTICA.

La palabra dialéctica viene del griego dialegos que significa diálogo o polémica. Empero es absurdo afirmar que por medio de la polémica se pueda descubrir la verdad.

La mente sólo puede reconocer lo que conoce. La mente no conoce la verdad.

La mente no puede reconocer la verdad porque no la conoce

La mente no puede buscar la verdad porque nadie puede buscar lo que no conoce.

La verdad no es el tiempo. La verdad es lo desconocido de instante en instante.

El choque de opiniones contrapuestas permite descubrir verdades relativas, pero no la verdad absoluta como lo creyó el idealista Marx.

Quien quiere vivenciar la verdad debe disolver el yo. Sólo en ausencia del yo podemos vivenciar la verdad.

Quien logre la quietud y el silencio absoluto de la mente, puede liberar la esencia del entendimiento para experimentar eso que llamamos la verdad.

MULTIDIMENSIONALIDAD DEL ESPACIO.

Desarrollando el sentido espacial podemos ver todas las cosas en sí mismas.

Desarrollando el sentido espacial podemos ver el cuerpo de un hombre en sí mismo, tal cual es, y mejor que con rayos X.

La imagen de un hombre no es el hombre en sí mismo; con el sentido espacial desarrollado, podemos ver el cuerpo vital del hombre, (el Lingam-Sarira)

Dicho cuerpo es el asiento básico de todos los fenómenos biológicos, físicos, químicos, etc., sin el fondo vital la mecánica de la célula sería un imposible.

El cuerpo vital es la “cosa en sí”. “El cuerpo en sí” del hombre.

¿Cuál es la “Cosa en Sí” de una planta?, El cuerpo vital de ella; ¿Cuál es la “Cosa en Sí” de un animal? El cuerpo vital de éste. ¿Cuál es la cosa en sí de un cubo? El cubo tetradimensional de éste, es decir el hipersólido colocado en la cuarta dimensión.

Los animales inferiores poseen sensaciones; los animales superiores poseen sensaciones y percepciones; el Animal Intelectual llamado hombre posee sensaciones, percepciones y conceptos.

Existen dos clases de cerebraciones animales. La primera es la cerebración basada en la asociación mecánica de las ideas, palabras y pensamientos. La segunda es la cerebración por la forma basada en la asociación mecánica de imágenes, ambos tipos de cerebración son animales.

Necesitamos una nueva forma de pensar, necesitamos la cuarta unidad del razonamiento.

Quien quiere adquirir la cuarta unidad del razonamiento debe libertarse de la sicología tridimensional.

La cuarta unidad del razonamiento es tan diferente del concepto, como éste lo es de la percepción.

La cuarta unidad del razonamiento nos permite ver la cuarta característica de todas las cosas. La cuarta unidad del razonamiento nos permite conocer directamente la cuarta coordenada, la cuarta vertical, la cuarta dimensión espacial.

En todas las cosas, en todos los organismos, y dentro de nuestro mismo organismo existe una cuarta característica científica desconocida totalmente para los secuaces degenerados de Marx y Engels.

El espacio es multidimensional porque es infinito; negar la multidimensionalidad del espacio equivale a negar el infinito; sólo a un loco de atar o a un idiota podría ocurrírsele negar el infinito.

Realmente es un hecho que la tridimensionalidad del espacio es una propiedad de su reflexión en nuestra Conciencia. La tridimensionalidad del mundo es tan solo un resultado de nuestra propia perceptibilidad individual.

El espacio depende de nuestro sentido espacial, debemos saber que existe un sentido espacial inferior al sentido espacial del hombre, debemos saber que existe un sentido espacial superior al que usa normalmente el hombre.

Cada cual ve el mundo de acuerdo con la categoría de su sentido espacial, esto significa claramente, que en nuestro ambiente y alrededor nuestro, pueden convivir seres que viven en distintos mundos de acuerdo con la categoría de su sentido espacial.

Concretaremos estas explicaciones con algunos ejemplos; el caracol ve al mundo con una sola dimensión porque él es unidimensional. Los animales superiores tales como el perro, el caballo, el elefante, etc., ven el mundo con dos dimensiones porque ellos son animales bidimensionales. El Animal Intelectual ve el mundo con tres dimensiones porque él es tridimensional. Los hombres verdaderos, es decir, los hombre-Ángeles, superhombres o genios, ven al mundo con cuatro, cinco, seis y siete dimensiones, porque ellos han desarrollado extraordinariamente el sentido espacial.

El caracol es guiado por la brújula placer-dolor y trata siempre de alcanzar el borde de la hoja sobre la que deliciosamente descansa, e instintivamente se aleja de la hoja muerta.

Todos los movimientos del caracol se procesan en una sola línea, yendo de lo desagradable a lo agradable; fuera de esa sola línea nada existe para el caracol; esa línea es todo su mundo; el mundo es para el caracol una sola línea.

Los animales superiores tales como el perro, el gato y el caballo ven el mundo como una superficie, como un plano, todo lo que no se encuentre en ese plano pertenece al tiempo; un perro, o un gato, percibe cualquier superficie convexa o ángulo como cuerpos en movimiento, el ángulo de la casa por donde diariamente pase el caballo, es percibido por éste, como un cuerpo en movimiento que se repite en el tiempo; al animal le falta el concepto para corregir sus percepciones; el hombre que marcha velozmente en un coche percibe árboles que se mueven, casas que vienen y se van, etc., pero como es un Animal Intelectual tridimensional, corrige sus propias percepciones por medio del concepto.

Actualmente existen en el mundo seres tetradimensionales y pentadimensionales y sextadimensionales y hasta heptadimensionales, que ven a los seres tridimensionales en la misma forma en que éstos últimos ven a los seres bidimensionales y unidimensionales.

El MOVIMIENTO GNÓSTICO tiene sistemas científicos para desarrollar el sentido espacial

Toda persona que desarrolle el sentido espacial adquiere la cuarta unidad del razonamiento.

Es cierto que el razonamiento tridimensional está ya anticuado para la nueva era que en estos momentos se está iniciando.

Capítulo 43 Índice | Capítulo 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9 | 10 | 11 | 12 | 13 | 14 | 15 | 16 | 17 | 18 | 19 | 20 | 21 | 22 | 23 | 24 | 25 | 26 | 27 | 28 | 29 | 30 | 31 | 32 | 33 | 34 | 35 | 36 | 37 | 38 | 39 | 40 | 41 | 42 | 43 | 44 | 45 | 46 | 47 | 48 | 49 | 50 | 51 | 52 | 53 | 54 | 55 | 56 | 57 | 58 | 59 | 60 | 61 | 62 | 63 | 64 |
Libro en: Word (doc) | Solo texto (txt) | PDF (pdf) | Word comprimido
Capítulo 45


Contacto con el ICQ | Inscríbete en: Novedades y Práctica Semanal | Revista | Cursos de Gnosis |
Libro: El Mensaje Místico de la Piedra del Sol | Términos de Uso | Politica de privacidad